Buscar
  • Katia Smol

¿Por qué es importante que los niños pasen más tiempo en la naturaleza?

En la actualidad, incluso cuando somos pequeños, el ritmo de vida que llevamos es muy frenético: clases, extra escolares, aprendizaje de idiomas, guardería en los más peques ya que la mayoría de padres tienen que trabajar ambos, natación...y un amplio etcétera de actividades que, aunque son positivas para el desarrollo y el futuro, solemos dejar más de lado una muy importante: la naturaleza. Desde Forest Land queremos cambiar esto y potenciar el contacto de los más peques con el mundo natural, ¡Tiene multitud de beneficios!


Las ciudades crecen cada vez más puesto que es donde más negocios, escuelas y futuro profesional se consigue y pasamos cada vez menos tiempo en la naturaleza, lo que supone que los niños disfruten menos de este elemento tan importante. La infancia es una edad maravillosa y la más importante, por eso es necesario no transmitir a los hijos ese ritmo de vida tan frenético de los padres y permitirles ser niños y niñas en todo su esplendor. Una parte fundamental del buen desarrollo es estar más en contacto con la naturaleza, el mundo natural.




¿Por qué? Aunque no lo creas, los niños que disfrutan de un mayor contacto con el medio ambiente tienen estos beneficios:


+ Mejor desarrollo motriz al tocar los objetos naturales.

+ Mayor desarrollo integral (mental, físico, personal y social) al utilizar los 5 sentidos.

+ Consiguen prestar más atención a los detalles, lo que ayuda a que mantengan mejor la concentración en las tareas de la escuela o mientras juegan.

+ Aumento de la concentración.

+ Disfrutan de una mayor calidad de sueño al estar más tranquilos.

+ Poseen unos buenos hábitos de alimentación al ver cosas naturales en el bosque.

+ Fortalecen su sistema inmunológico.


Niños y Baños de Bosque: la combinación perfecta


Los niños que viven en las ciudades tienen menos contacto y apego con la naturaleza ya que en los espacios urbanos cada vez es más difícil encontrar espacios verdes. La naturaleza tiene un poder relajante y sanador para las personas, pero en los niños tiene un influjo especial ya que es la edad en la que son “esponjas” y aprenden todo lo que ven, sienten y experimentan.


Gracias a la naturaleza pueden reducir sus niveles de estrés, comprender cómo funciona un ecosistema, aprender la importancia del trabajo en equipo y como cada individuo ayuda a formar “el todo” y su papel es importante para el buen funcionamiento de la sociedad. Al ver cómo cada ser vivo ayuda a mantener el equilibrio, comprenden la importancia del respeto a los demás y les enseña también a ser más comprensivos y solidarios, centrándose más en los puntos en común que en las diferencias.



Como no todos los niños tienen la naturaleza tan cerca, las actividades de Forest Land son una opción ideal para potenciar su contacto con el medio ambiente, relacionarse con otros niños y experimentar todas las emociones y sensaciones en libertad. Una forma de aprendizaje lúdico que potenciará multitud de habilidades: psicomotricidad, gestión de las emociones, mejor vínculo con el medio natural, disfrutar del juego con otros compañeros...y un largo etcétera.


Durante los paseos de bosque también aprenden sobre ellos mismos, sobre sus emociones, si algo les gusta o les disgusta, si les hace daño, descubren las sensaciones de frío o calor...potenciar todos sus sentidos y sensaciones también es importante para lograr un mejor desarrollo cognitivo.


Los niños que juegan en zonas naturales tienen mejores resultados en las habilidades motoras que los niños que juegan en zonas asfaltadas. Especialmente destacan estas mejoras en aspectos como el equilibro y la agilidad.



Todo esto y mucho más lo disfrutarán en cada actividad de Forest Land, una actividad que ahora más que nunca, en tiempos de coronavirus, es perfecta para que se distraigan, jueguen y aprendan en espacios abiertos con mucho menos riesgo de contagio. Estarán supervisados en todo momento por nosotros y cada actividad que hacemos con ellos está preparada con mucho mimo, ganas y detalles.


¿Quieres saber más sobre nuestras actividades? ¿Dónde haremos las próximas sesiones o reservar? ¡Escríbenos al mail y hablamos de todas tus dudas! Además, también podéis participar los padres, ¡una forma de unirse más en familia!

5 vistas0 comentarios